Motores de búsquedaSEO
[ 24 enero 2018 by Helthon 0 Comments ]

5 Estrategias para ser más amigable con Google

Hoy, Google se ha convertido en el buscador más importante del mundo y de la internet. Esto lo vuelve, también, un aliado con mucho potencial e importancia para nosotros y para nuestra página web. Pero ¿cómo podemos hacer que los robots de Google sitúen a nuestro website como uno de sus favoritos y lo prioricen en las búsquedas?

Es importante saber que existen muchas técnicas que nos ayudarán a crear una web más amigable y con una mayor capacidad de ser encontrada. La tarea no es difícil, pero sí requerirá de tu empeño, tiempo y dedicación.

 

1. Diseño amigable

Este, ha pasado a convertirse en uno de los aspectos más importantes al momento de crear una página web. Antes, se creía que incluir elementos audiovisuales en tu portal, tales como Flash o JavaScript, lograba un mayor impacto en el proceso de búsqueda; sin embargo, ha quedado demostrado que este tipo de material es prácticamente ignorado por Google, ya que cuentan con una serie de características que los hacen imposibles de seguir.

Otro aspecto importante con relación al diseño web es evitar la carga excesiva de los elementos que aparecen ahí. A muchos nos ha pasado que, al entrar en una web, la carga de estos es demasiado lenta y ante ello, hemos preferido obviar esa web y buscar otra. Para no permitir que posibles clientes hagan lo mismo, es fundamental que facilitemos el proceso de carga, eliminando elementos poco relevantes.

De acuerdo con Google, una web que está en el top 10 de las búsquedas y tiene un tiempo de carga de 0.4 segundos tiene un 20 % más de tráfico y anuncios que otra web que cuenta con un tiempo de carga de 0.9 segundos y está en el top 30 de búsquedas. Imagínate la gran diferencia de rendimiento que existe por solo 0.5 segundos.

Lograr una óptima combinación de vídeo, imágenes y texto, nos hará más proclives a ser encontrados por Google.

 

2. Periodicidad

Uno de los criterios con los que Google siempre cuenta es con la periodicidad de las publicaciones. Es decir, sus robots dan prioridad y califican mejor a las webs que postean contenido constantemente y, claro, también que ese contenido sea de calidad.

Es importante, también, que las publicaciones sean propias y originales, porque el copiar o publicar contenido hecho por terceros, hace que Google nos califique de forma negativa.

 

3. URL amigable

Muchas veces, uno de los factores que no se prioriza al momento de diseñar una página web es la construcción de la URL. No es raro que la mayoría se haya topado con direcciones llenas de números y símbolos extraños. Entonces, imagínate lo que sería para Google categorizar una web con ese tipo de URL.

La idea en el diseño de estas direcciones es facilitarle el trabajo a Google. Pues lo que a este buscador le gusta es que tu URL sea como una guía para los usuarios, y eso de va de la mano con una correcta distribución de tus secciones, con un índice ordenado y con la fluidez de navegación adecuada.

Ojo, es de vital importancia que estemos al tanto de los enlaces caídos o rotos, porque cuanto más tiempo contemos con uno, con más facilidad seremos ignorados en el mundo digital.

4. Palabras Claves

Las palabras claves se han convertido en uno de los elementos más importantes en el proceso de búsqueda. Sin embargo, esta vez no hablaremos sobre su importancia al momento de optimizar la aparición de nuestro sitio en Google, sino de su uso erróneo y muchas veces exagerado.

Para ser más claros, uno de los errores que se cometen en este proceso es el crear una página web pensando solo en los buscadores y no en los usuarios. Si empezamos con esa idea en la cabeza, también hagámonos a la idea de que Google no nos tomará en cuenta.

La utilización de palabras claves tiene que ser adecuada y controlada. Debemos evitar a toda costa el keyword stuffing, es decir, la repetición inescrupulosa de palabras claves a lo largo de nuestra web con el único objetivo de buscar un buen posicionamiento. La idea es que estos elementos aparezcan en los textos con naturalidad, porque, de lo contrario, podríamos perder más de lo que ganamos.

 

5. Imágenes

Uno de los errores que se cometen al crear contenidos para nuestra web es un mal uso de las imágenes. Pero ¿cómo se puede utilizar mal una imagen? ¿Acaso Google no tiene la capacidad de rastrearlas? Pues claro que Google tiene la capacidad para rastrearlas, pero muchas veces estos gráficos están mal trabajados y sin incluir las palabras claves adecuadas. Porque sí, las imágenes también pueden contener este recurso.

Los motores de búsqueda de Google no logran identificar los textos incluidos en gráficos, por lo que es necesario que no usemos imágenes para mostrar elementos de textos. Aquí es donde entra el recurso de saber diferenciar entre el título de la imagen y el Alt Text.

El título de la imagen podría ser, por ejemplo, IMG_9373621 o también podrías renombrarlo y ponerle ‘Ropa para niñas’ o lo que se te ocurra. Hasta ahí vamos bien. Pero, ahora entra a colación el Alt Text, un pequeño texto de 8 palabras en promedio que describirá lo que la imagen representa y en donde tenemos que evitar la repetición continua de palabras claves (sí, otra vez). Muchos blogs ya cuentan con la opción para colocar este texto, pero también es posible hacerlo a través del código HTML.

 

En conclusión, es necesario que crees tu página web no pensando directamente en Google, pero que sí lo tengas en cuenta, porque tener una web amigable es el primer paso que debes dar antes de empezar a trabajar en una estrategia de posicionamiento y SEO. Si lo haces de ese modo, estamos seguros de que Google y tu sitio web se harán inseparables.

Marketing de Contenidos
[ 16 enero 2018 by Helthon 0 Comments ]

¿Por qué adoptar el Marketing de Contenidos en tu estrategia?

¿Estás introduciendo tu marca a internet, pero tus campañas no tienen el alcance ni los resultados esperados? Si bien es cierto, llevar tu negocio a internet es un paso a la innovación; sin embargo, si no te está yendo bien es momento de cambiar la táctica para aumentar tus ventas y tener consumidores más fieles.

(más…)

SEO
[ 16 enero 2018 by Helthon 0 Comments ]

5 Estrategias SEO para un mejor posicionamiento digital

Con el paso de los años, la creación y el manejo de una página web ha dejado de ser algo que se pueda tomar a la ligera. Hoy, es importante no solo que existamos en el mundo digital, sino que también tengamos un buen posicionamiento y que todos nuestros contenidos sean encontrados con mayor facilidad antes que los de la competencia.

Para conseguirlo, existen diversas técnicas que muchas veces son más rentables que la inversión económica que se pueda hacer en medios tradicionales como la prensa, la televisión o, incluso, el mismo internet a través de anuncios contratados.

Es en este contexto donde aparece uno de los términos más importantes para la optimización de los procesos de búsquedas: el SEO (Search Engine Optimization). Para ser más claros, el SEO es la práctica activa que nos ayudará a mejorar nuestro sitio web a través de diversas técnicas, permitiéndonos incrementar la cantidad de visitas que se reciben desde los motores de búsqueda, especialmente, Google. Pero, ¿cuáles son los aspectos más básicos y necesarios que componen a las estrategias SEO? Aquí, te lo decimos:

 

1. Contenido

Uno de los puntos más relevantes al momento de posicionar nuestra web es el contenido presente en nuestro sitio. Es decir, la creación de contenidos tiene que ser periódica y relevante. La información que podamos brindar en nuestros portales debe ser original e interesante para el usuario.

En un principio, se creía que los textos que promediaban las 300 palabras eran más fáciles de indexar y de aparecer con mayor relevancia en los buscadores. Sin embargo, se ha demostrado que los textos más largos, de 1000 o 1200 palabras, son más proclives a alcanzar un mejor posicionamiento. Claro, siempre y cuando cuenten con material propio y que sea de interés para el usuario.

Sin embargo, eso no significa que los textos cortos sean descartados totalmente de nuestras publicaciones. En lo absoluto. Los textos cortos, si son bien trabajados, permitirán un mayor impacto visual porque van de frente al tema en cuestión y tienen una mayor probabilidad de que sean leídos en su totalidad.

 

2. Palabras claves

Del mismo modo, la creación de contenidos va de la mano con la selección de las palabras claves sobre las cuales girará la idea central de nuestro sitio. Es importante que estas palabras claves estén a lo largo del texto de forma natural y que vayan acompañadas de otros términos que refuercen las ideas centrales.

En la web existen algunas herramientas digitales que nos ayudarán a tener una idea más clara sobre este aspecto. Una de ellas, y tal vez la más importante, es Google AdWords. A través de este servicio de Google podremos encontrar palabras claves relevantes sobre distintos temas y también analizar datos o tendencias sobre la cantidad de búsquedas que se realizan en Google.

 

3. Estructura de los contenidos

Otro aspecto importante en el posicionamiento web es la estructura de nuestros contenidos. Uno de los objetivos al diseñar una página web tiene que ser el facilitarle a Google el rastreo de los contenidos digitales. Para lograrlo, es necesario que nuestro sitio cuente con un diseño que no sature los tiempos de carga de los usuarios y, por el contrario, los ayude a tener una navegación más fluida.

En muchas ocasiones, la ralentización en la carga de los sitios web se debe al uso excesivo de contenidos multimedia como vídeos, gifts o imágenes. Sin embargo, a veces hasta es necesario limitar las publicaciones Flash o JavaScript, porque estas no permiten el rastreo por parte de los robots de Google y, al final, terminan siendo contenido por el cual no se puede navegar.

 

4. Experiencia del usuario

Junto al punto anterior, viene lo relacionado con la experiencia del usuario. Nuestros contenidos siempre deben ofrecer aquello que los usuarios vienen a buscar. Si nosotros permitimos que en nuestra web el material no sea óptimo, es posible que nuestra imagen digital no sea positiva y eso genere un mal posicionamiento web.

Es importante también estar al tanto de las tendencias mundiales. Por ejemplo, el reciente estudio de We Are Social 2017, en colaboración con HootSuite, nos muestra que el uso de telefonía móvil en el mundo se ha incrementado en 66% con relación al 2016. Eso significa que dos tercios de la población mundial ya hacen uso de este recurso. Entonces, ¿no sería importante que nuestro sitio web se adapte de forma correcta a pantallas más pequeñas como las de los smartphones? Si logramos esa tarea, ayudaremos a que mejore la experiencia del usuario tanto con nuestra página como con sus contenidos.

 

5. Títulos y encabezados

Otro aspecto de suma importancia, y muy vinculado al tema de los contenidos, es la generación de títulos y encabezados atractivos, de fácil lectura y que engloben la idea central de nuestras publicaciones. Muchas veces, la generación de títulos atractivos es una de las labores más complicadas en el proceso del diseño web. Sin embargo, no siempre las ideas más excéntricas son las que mejores resultados dan. Lo importante es que el título sea una invitación para que el usuario se adentre en el contenido. Y ello se consigue la mayor parte del tiempo con simpleza y creatividad.

Otra recomendación es contar con un buen alojamiento web Hosting (te recomiendo https://www.a2hosting.com) que pueda ayudarte a resolver el tiempo de carga de tu sitio web.

En conclusión, la optimización de nuestros sitios web para mejorar el posicionamiento digital es una tarea que no es complicada, pero que sí requiere de mucho trabajo y dedicación. Recuerda que, más allá de lo bien que apliquemos las técnicas SEO, es menester que nuestros contenidos sean variados y de calidad. Incluso, existen diversas herramientas como Google Analytics o Searchmetrics que nos permitirán conocer si las estrategias están funcionando y, de no ser así, cómo podríamos remediarlo. Finalmente, solo dependerá de nosotros, y del buen manejo de nuestra web, conseguir que nuestra marca se imponga a la competencia. Y tú, ¿ya empezaste a implementar estas estrategias?

Marketing de ContenidosSEO
[ 11 enero 2018 by Helthon 0 Comments ]

SEO y tu Web: 5 cosas que no sabías.

¿Tu página ya se encuentra posicionada y recibe un tráfico regularmente alto, pero ya se te acabaron las ideas para seguir trabajando el SEO? Tranquilo, suele ocurrir; sin embargo, existen muchísimos puntos que podrían traerte más beneficios; por ejemplo, ¿cuánto empeño has puesto en mejorar el Social Search? ¿Estás trabajando bien en tu Meta Description? Si no lo estás haciendo, o si incluso no sabes muy bien a qué hacen referencia esos términos, aún hay mucho por trabajar y aprender.

Lograr un buen posicionamiento web es digno de aplaudir, pero lo más importante es saber mantenerse en esas posiciones e, incluso, conseguir un mayor alcance y tráfico web, todo como consecuencia de una optimización adecuada de los recursos.

1. El Social Search es muy valioso para tu website

Para empezar, el Social Search no es más que el vínculo entre el Social Media y el SEO, es decir, la interacción y las reacciones que genera tu web en redes sociales y en los distintos medios digitales que permiten la interacción, los mismos que están siendo tomadas en cuenta por Google para darte un mejor estatus en el mundo digital.

Pero ¿cómo podrías aprovechar bien el Social Search? Para hacerlo, es importante que tus contenidos web estén estrechamente vinculados, por ejemplo, con el de tus redes sociales, pero, al mismo tiempo, sean diferenciados y hechos especialmente para cada tipo de red social. Recuerda que no es lo mismo una publicación en Twitter, en Facebook o en tu página web. Por esos motivos, tienes que aprovechar estas publicaciones al máximo.

Mientras más reacciones generes, más hablen de ti o más redireccionamientos tengas desde los Social Media hacia tu página web, mejor posicionado lograrás estar en Google y en cualquier otro buscador.

2. El Linkbuilding debe ser un objetivo a mediano plazo

El linkbuilding ha pasado a convertirse, en los últimos años, en uno de los objetivos más inmediatos y que con mayor tesón se busca conseguir. Para ser más claros, este término hace referencia al redireccionamiento que se consigue desde otra web, las mismas que, mientras mayor relevancia tengan sobre los temas en cuestión, mejores beneficios nos traerán para nuestras relaciones con Google.

Sin embargo, ahí es donde están errando muchos creadores de contenido: están buscando solo el redireccionamiento y eso genera que muchas veces se olviden de la calidad de sus propios contenidos.

El linkbuilding no debería ser una obsesión, pero sí uno de los objetivos que se busque alcanzar en un determinado tiempo. Para ello, es importante que nuestro sitio web tenga contenidos de calidad que puedan servir como referencia a otras webs y a futuros usuarios. De hacerlo así, el redireccionamiento y los vínculos en otros portales caerán por su propio peso.

3. Las keywords long tail son un gran aliado

Uno de los errores que se cometen al momento de generar las palabras claves de nuestros contenidos, es olvidar el uso de las palabras claves Long Tail. Pero ¿a qué hacen referencia este tipo de keywords? Para ser más exactos, tienen los mismos objetivos que las palabras claves normales, pero están conformadas por una mayor cantidad de frases que podrían incluirse en una búsqueda.

A pesar de que su uso no sea tan común, este recurso se está implementando cada vez más, debido a que hacen referencia a una búsqueda más específica y con una menor competencia. Es decir, cuando un futuro cliente utiliza un buscador, muchas veces escribe una frase u oración antes que solo una o dos palabras. Es ahí hacía donde apunta este recurso. Y es que a pesar de que este tipo de palabras claves tengan un menor tráfico de búsquedas, también es cierto que tienen una menor competencia. Saber aprovecharlas nos traerá mejores resultados. ¡Anímate a utilizarlas!

4. El Meta Description es importante, pero no mejora tu posicionamiento

Una de las ideas erradas que existen en el marketing digital son las relacionadas con el Meta Description, especialmente cuando se hace referencia a que esta ayuda a generar un mejor posicionamiento web. Falso. Ha sido la misma Google quien ha confirmado que este tipo de recursos no influye directamente en este aspecto, pero eso no implica que deje de ser importante. Todo lo contrario.

Una buena meta description ayuda a que los usuarios sepan de qué va nuestra página web. Es importante saber condensar la información e intentar atraer a más personas hacia nuestro sitio.

Combinar de forma correcta las técnicas SEO y tener una buena meta description, nos ayudará a llegar hacia un público más enfocado.

5. Adaptarte a distintos formatos te da un mejor estatus digital

Es sabido que Google ve con mejores ojos a aquellas webs que saben adaptarse a las diversas pantallas que existen hoy en día, y con las que cuentan los usuarios. Por ejemplo, si una página web logra amoldarse de forma correcta a la pantalla de un smartphone de 5 pulgadas o a una Tablet de 8, esto generará que sea calificada de forma positiva por los robots de búsqueda de Google y con ello se posicione de una mejor manera con relación a la competencia.

Por esos motivos, es importante que, al diseñar nuestros websites, tengas en cuenta estos aspectos. Llegar a una mayor cantidad de público tiene que ser tu objetivo inmediato, y para ello tienes que adaptarte a sus gustos y preferencias.

Es importante que tengas en cuenta que, para hacer SEO, no debes tener como principal objetivo la búsqueda de visitas o una mejora en el posicionamiento web; sino, enfocarte en mejorar tu portal digital, hacer la navegación más fluida y con una visión de futuro que abarque los distintos cambios con los que se va moviendo nuestra sociedad.

Al final, una mayor cantidad de visitas será una consecuencia de estas acciones. Ten en cuenta estos consejos y empieza a aplicarlos. Los cambios los verás dentro de muy poco tiempo.

Marketing de Contenidos
[ 4 enero 2018 by Helthon 0 Comments ]

¿Qué es el Marketing de Contenidos y cómo aplicarlo?

Los constantes cambios en el mundo del marketing digital han obligado a que las empresas busquen nuevas formas de ofrecer sus contenidos. Es sabido que, con el paso de los años, la publicidad en medios tradicionales es cada vez más ignorada, llegando, incluso, a que los anuncios en internet sean vistos de mal modo cuando se vuelven invasivos o son irrelevantes para los usuarios.

Tras muchos años de un constante análisis del mercado actual, un nuevo concepto se ha convertido en uno de los puntos más importantes en los planes de marketing de muchas empresas del mundo: el marketing de contenidos.

¿Qué es el Marketing de Contenidos?

 

En primer lugar, el Marketing de Contenidos no es un concepto difícil de entender ni de aplicar. Este tipo de marketing hace referencia a la generación de contenidos que sean atractivos y relevantes para futuros clientes. Es decir, ofrecerles lo que buscan sin la necesidad de escribir sobre nuestros propios productos de forma innecesaria e insistente.

Este tipo de estrategias se centra en la generación de valor sin la intención de recibir algo en retribución. Uno de sus principales objetivos, es que los usuarios sientan que nuestros contenidos satisfacen sus necesidades, y ello se convierta en una invitación a conocer más de nosotros, por voluntad propia.

Sin embargo, este concepto ha generado una serie de malinterpretaciones. Por ejemplo, uno de los errores más comunes que se cometen con la implementación del Marketing de Contenidos, es creer que con realizar publicaciones periódicas en un blog o en redes sociales ya estás aplicando esta estrategia. Nada más lejos de la realidad.

El Marketing de Contenidos requiere un análisis en profundidad sobre las principales necesidades de los usuarios. Así podremos saber hacia dónde enfocarnos y a través de qué medios hacerlo. Del mismo modo, es importante recoger el feedback que vayamos recibiendo por parte de ellos.

Existen muchas opciones desde donde publicar los distintos tipos de contenidos. Mientras mejor logres abarcar todas estas alternativas, y mejor sepas manejarlas y distribuirlas, mayor será el efecto que estas tendrán en tus clientes.

1. Blogs

Los blogs son la principal puerta de acceso al marketing de contenidos (pero no la única). Es importante combinar contenidos de textos largos y cortos, que mezclen material audiovisual y que puedan redireccionar fácilmente a nuestra página web, además de que implementen de forma correcta las distintas técnicas SEO conocidas.

Del mismo modo, es necesario que las publicaciones en nuestro blog sean constantes. Es decir, mientras más contenido de calidad encuentren los clientes, con mejores ojos nos verán.

2. Vídeos

Las páginas webs encargadas de almacenar vídeos como Youtube o Vímeo se han vuelto muy populares en estos tiempos. Es sabido que la concepción de contenido audiovisual hace más fácil el proceso de captación de la información. Por esos motivos, el uso de estas páginas para publicar contenidos es una de las opciones más fuertes y que mejores resultados nos dará.

Por ejemplo, se podría utilizar el formato de los tutoriales o las entrevistas, dependiendo de hacia qué sector se enfoque tu contenido. Es importante saber que los vídeos tienen que tener una duración media, una locución atrayente y deben ser muy dinámicos visualmente. Claro, además de que el tema en mención sea visto de forma clara y con un lenguaje sencillo.

  

3. Infografías

Las infografías han sido siempre uno de los contenidos visualmente más atractivos y de los más preferidos por los usuarios digitales. Ello debido a que la combinación de imagen y texto los vuelve más fáciles de digerir y analizar.

Asimismo, la facilidad con que se puede compartir imágenes en las distintas redes sociales con las que cuente nuestra página web, las vuelve una de las opciones que mejores resultados nos dará. Para ello, es importante informarnos sobre las dimensiones permitidas para las imágenes en Facebook, Twitter e Instagram; y que estas infografías presenten información compacta pero relevante.

4. Slideshare

Uno de los recursos que mayor popularidad ha ganado con el paso de los años es Slideshare, un servicio que nos permitirá compartir presentaciones en formato Power Point o en otro similar.

Son muchas las empresas que cada vez se hacen más dueñas de este recurso. Esto debido a que, visualmente, es de las que mejores resultados genera y porque se puede compartir con facilidad tanto en nuestro sitio web como en redes sociales.

 

5. PDF

Muchas empresas deciden agrupar sus contenidos en un documento PDF que suben a sus webs para una libre descarga. O, del mismo modo, generan contenido exclusivo que los usuarios solo podrán conseguir descargando el archivo.

Ambas opciones son un gran valor añadido, ya que el contenido que se encuentre dentro de ese documento será de fácil lectura y podrá ser compartido por los mismos usuarios con facilidad a través de distintos medios.

6. Newsletter

Los Newsletter son otro importante recurso que debemos tener muy en cuenta. Primero, es importante que, en nuestra web, blogs o redes sociales, tengamos disponibles la opción de suscripción a nuestro correo electrónico.

A través de este medio es como se distribuirán estos Newsletter, en donde consignaremos información relevante sobre nuestros productos de forma semanal, quincenal o mensual.

Además de estos, existen muchos otros tipos de contenidos que podríamos utilizar como podcasts, revistas, Ebooks, Webinars, aplicaciones, juegos o, incluso, cursos online. La idea central es que estos no descuiden el objetivo principal del Marketing de Contenidos: generar valor.

Mientras mejor empecemos a crear contenidos atractivos, con mayor facilidad conseguiremos ver las ventajas con las que se beneficia nuestro sitio, las mismas que van desde la captación y fidelización de clientes, hasta el ahorro en costos y una mejora significativa en la imagen de la marca.

Recuerda que las redes sociales serán tu más grande aliado en esta implementación del Marketing de Contenidos. Una óptima distribución de los distintos tipos de contenidos, así como un correcto uso de cada una de ellas, te ayudarán a ver resultados en un tiempo menor. De ti depende sacarles el máximo provecho.